Viviani renunció a su cargo al frente del gremio de peones de taxis.

Omar Viviani, líder del sindicato de Peones de Taxis desde hace casi cuatro décadas, decidió renunciar hoy al cargo con la intención de dedicarle más tiempo a su familia.

Viviani, de 69 años, dijo a sus allegados que no atraviesa ningún problema de salud y que decidió dar un paso al costado para estar más tiempo con sus hijos y nietos, según trascendió.

Quedará a cargo de Peones de Taxis quien se desempeñaba como su segundo al mando, Jorge Luis García.