14 de junio «Día mundial del donante de sangre».

El 4 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para concientizar sobre la necesidad urgente de disponer de sangre segura y como agradecimiento a todas personas que contribuyen solidariamente a salvar vidas.

La importancia de donar sangre radica en los diferentes grupos sanguíneos que existen y las compatibilidades e incompatibilidades que hay entre ellos. De hecho, hay personas que solo pueden recibir sangre de un solo grupo sanguíneo, lo que hace que sea necesario que haya más donaciones.

La elección de este día corresponde al nacimiento en 1868 de Karl Landsteiner, un patólogo y biólogo austriaco que descubrió y tipificó los grupos sanguíneos, lo que le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1930.

La idea de esta consigna es centrarse en la contribución que el donante puede realizar para mejorar la salud de los demás en la comunidad, así como remarcar la importancia de esta práctica para que las personas puedan acceder a sangre y a productos sanguíneos seguros y de calidad garantizada, tanto en situaciones normales como de emergencia.